Victoria Federica entra en el exclusivo club de royals sin corona que viven como reyes por sus «contactos impecables»

[ad_1]

La renovación del

elitista club de ‘royals’ secundarios culmina en esta década con la irrupción de toda una generación de jóvenes mileniales o generación Z que rompen con el corsé tradicional de la sangre azul:

todos trabajan. La prensa internacional ya señala el ‘dream team’ de príncipes y princesas sin título ni trono pero con credenciales reales. Y, entre ellas, incluyen a

Victoria Federica de Marichalar y Borbónen calidad de influencer. El comentario sobre la hija de la infanta Elena es el siguiente: «Extremadamente glamourosa y con contactos impecables».

Atención a la lista, porque Victoria Federica se codea con el top mundial de la influencia ‘royal’ en la moda, como Olympia de Grecia o

Beatrice Borromeo. Forma ya parte de este club de princesas oficiosas que, pese a ocupar un papel secundario en las familias reales,

han conseguido su reino en la moda y las redes sociales. En el caso de Vic, no se menciona que sus contratos de imagen son, de momento, con marcas más bien populares. Si figura en la lista es por su potencial.

Victoria Federica cuenta, de momento, por su apellido

Evidentemente, los expertos en casas reales del ‘Daily Mail’ no conocen el grueso del trabajo de la única hija de la infanta Elena de Borbón y la nieta favorita del rey emérito Juan Carlos. Basta saber que es

sobrina de los reyes españoles para elevarla en una lista, de otra manera, inalcanzable. De hecho, el diario señala que existe una

semejanza de estilo con Letizia y que, de hecho, ha lucido vestidos de Lorenzo Caprile, uno de los diseñadores que ha vestido a la monarca.

Lo que la prensa internacional destaca de Victoria Federica, además de

su relación de estilo con la reina Letizia, es que es católica practicante, aficionada a los toros y

defensora acérrima de su abuelo, Juan Carlos I. Son aspectos que ella misma ha subrayado en sus entrevistas en las revistas españolas en las que ya ha ocupado portada, como señala ‘Daily Mail’. Sin embargo, la persona que más la ha ayudado a entrar en esta lista no es Borbón ni Ortiz. Es su padre, Jaime de Marichalar.

Olympia de Grecia, con uno de los bolsos que diseñó para la firma Olympia Le-Tan. /

instagram

«Victoria Federica se ha marcado como objetivo una carrera en la moda», explica el diario británico. «Sus

impecables contactos le aseguraron silla en el último desfile de Dior en la Semana de la Moda de París, donde posó con la mismísima Rihanna». ¿Quiénes son esos contactos impecables? Evidentemente,

Jaime de Marichalar, consejero de LVMH y amigo de Loewe y, en general, de casi todo el lujo mediterráneo.

Este tabloide británico no es el primero en señalar a

Victoria Federica como la ‘royal’ española que se suma al club de princesas en la influencia de moda. De hecho, la revista ‘Tatler’, biblia de la alta sociedad vista desde Estados Unidos, ya la consideró

una ‘it girl’ española a la que seguir muy de cerca. Parece existir acuerdo en que tiene potencial, aunque aún no tengamos muy claro su estilo.

Victoria Federica no termina de definir su estilo

A la calificación de «extremadamente glamourosa» que apunta ‘Daily Mail’, cabe sumar algún que otro apunte acerca de la dirección errática del estilo de Victoria Federica, cuyas facciones

ya han sufrido algunos retoques estéticos . Si sus rivales en esta lista de princesas profesionales anclan férreamente su imagen (el lujo global), Vic cultiva un

eclecticismo desconcertante. ¿Será cosa de su juventud, de su agencia de representación o de su política de imagen?

La hija de la infanta Elena lo va a tener muy difícil para medirse de tú a tú con las otras princesas y profesionales de este elitista club de ‘royals de segunda’. Sus perfiles de Instagram son

auténticos paseos por el lujo en su máxima expresión estética, con fotografías que podrían publicarse en cualquier revista de moda internacional. Evidentemente, Victoria Federica, por su propio estilo de vida, aún no da este nivel.

Talita von Fürstenberg, nieta de Diane von Fürstenberg, tiene su propia marca de moda. /

instagram

Tres son las princesas profesionales que lideran este club de ‘royals’ de segunda, pero con un estilo de vida más lujoso que el de los reyes coronados. La más veterana es Beatrice Borromeo (38), una mujer que ya no tiene nada que demostrar en moda y que, ahora, ya

ejerce como directora de documentales. Continúa siendo musa y embajadora de Dior, pero su talento le ha permitido ejercer influencia en otras artes. Lo mismo sucede con la princesa Mafalda de Bulgaria (29), conocida cantante.

Las princesas rivales de Victoria Federica

Las dos aristócratas que mejor pueden medirse con Victoria Federica son

Olympia de Grecia (27) y

Talita von Fürstenberg (23), dos monstruos de la influencia de moda con sangre azul. Ambas son princesas, rubias y viven entre palacios, mansiones y villas inalcanzables. Sí está más

en la línea ‘malota’ de Victoria Federica la influencer Victoria de Saboya (20): la hija de Filiberto de Saboya y Clotilde Courau, príncipes de Venecia, también tiene debilidad por la moda urbana.

En la lista de ‘royals’ de segunda que confecciona ‘Daily Mail’ hay bastantes chicos, todos ellos

sobradamente aristócratas. Están el archiduque Ferdinand de Habsburgo (26), piloto de carreras; Padmanabh Singh (25), Maharaja de Jaipur, jugador de polo y modelo para Dolce & Gabbana; Heinrich Donatus (29), príncipe de Schaumburg-Lippe, el príncipe Sebastián de Luxemburgo (39) o Afonso, príncipe de Beira (27). Por supuesto, también todos los hijos de Pablo y Marie-Chantal de Grecia. Solteros de oro.

[ad_2]

Source link