Aitana nos adentra en el universo de ‘Alpha’: empoderada, rompiendo esquemas y alzándose como la voz de una generación

[ad_1]

Aitana presenta ‘Alpha’, su tercer trabajo discográfico. Un rompedor y ambicioso proyecto con el que nos adentra en su nuevo universo musical y da inicio a una era más madura y transgresora.

Aunque la música siempre ha estado presente en su vida, Aitana empezó su camino hace algo más de seis años con la ilusión y la decisión de que la música sería su primera opción. Tardó muy poco en destacar por su carisma y talento, se convirtió en una gran referente para muchas personas y año tras año, canción tras canción, se ha reafirmado como una de las grandes estrellas de la música de nuestro país.

Ahora la espera ha llegado a su fin, y tras tres años de creación, composición y de explorar con nuevos sonidos, la catalana llega para presentar su tercer trabajo discográfico. Para adentrarnos en su nuevo universo: el universo Alpha.

Imagen promocional de Alpha.

‘Alpha’: empoderamiento y fuerza, la voz de una generación

La cantante inicia un nuevo camino con una apuesta clara hacia el cambio. Alpha es mucho más que un álbum. Alpha es la voz de una comunidad que busca transformar el mundo. Es la unión de ideales de todos aquellos quiénes buscan un futuro nuevo. 

Alpha representa la fuerza como concepto en todas y cada una de sus vertientes. El cambio de paradigma en las connotaciones negativas impuestas sobre la sexualidad, las relaciones físicas y el amor. Alpha nace para otorgarle a la música el papel del cambio, empoderar a la generación venidera para que lidere el futuro.

Dejando atrás el estilo naíf con el que presentaba sus anteriores proyectos, la cantante arriesga con una puesta en escena con la que desmonta los prejuicios y concepciones sobre nuestros actos más instintivos y pasionales, enseñándonos la diversidad y riqueza de la espontaneidad.

Imagen promocional de Alpha.

Conectar con Aitana a través de Alpha

La música es un lenguaje universal que nos permite emocionarnos, sentir, crear y ser libres, llevarnos a otro mundo paralelo, aunque solo sea por unos instantes. Aitana lo consigue con ‘Alpha’, nos permite viajar junto a ella y conocer su cambio, su nuevo universo.

A través de las catorce canciones que forman el álbum y de una introducción que llega como antesala de un todo, Aitana nos sumerge en una historia que ella misma protagoniza. Una historia de desamor, autocrítica, compasión y despedidas. Una historia con la que cierra una etapa para empezar otra y volver a darse una oportunidad.

Como en todo proceso de creación, la catalana se ha encontrado baches y circunstancias que le han hecho replantearse las direcciones de este nuevo proyecto. Pues su vida experimentó cambios que le hicieron empezar a crear de cero, partir de las emociones que le suscitaban esos instantes y que han dado fruto en los versos de cada una de las canciones del disco.

Revestida con bases electrónicas, ritmos liberadores y estimulantes, la catalana nos muestra una nueva era más madura y transgresora. Una era que no solo está marcada por el sonido de los temas y por esas referencias inspiradas en recursos e influencias de los 90s, sino por las intenciones de sus letras, donde decide dejar atrás las metáforas para expresarse de una manera mucho más sincera y sin tapujos.

Imagen promocional de Alpha.

Un recorrido a través de las canciones de Alpha

Nunca existe una única manera de ver aquello que hay a nuestro alrededor, cada uno de nosotros tiene una visión y una manera de entender aquello que le rodea. Lo mismo sucede con las canciones. ¿Qué pasaría si rompiéramos el orden preestablecido de las canciones que forman ‘Alpha’?

‘Alpha09’ aparece como tema precursor del disco, sin embargo, ‘Formentera’ podría ser el inicio de toda esa historia, donde, hasta el momento, reinaba el amor. Sin embargo, no todo podía ser tan idílico, pues en ‘2 extraños’ vemos el final de una etapa y los motivos de la ruptura de un amor de cuatro años. Y después del amor, llegan los reproches en ‘Dararí’, una bocanada de aire fresco en la que la cantante intenta olvidar aquello que ha vivido y culpa al ego de su expareja por cargarse la relación.

La historia sigue con el techno triste de ‘Ella Bailaba’ y canciones como ‘Otra noche sin ti’ o ‘Pensando en ti’, donde la fase de aceptación está más presente que nunca en la letra, pero le echa de menos y es por eso que tiene un debate interno donde se controla para no escribirle. “He dejado mi teléfono para no llamarle”, canta Aitana, con una clara referencia a ‘Teléfono’, su primer single, con el que todo empezó.

Pero lejos de caer en la tentación de llamar, la historia sigue con ‘Las Babys’, que relata una noche de fiesta en la que no acaba sola, sino que lo hace ‘En el coche’. Y a partir de este momento, empieza una nueva etapa.

Imagen promocional de Alpha.

La intensidad de las primeras veces queda reflejada en ‘Miamor’ y ‘AQYNE’, las colaboraciones del álbum, donde la artista se une a Rels B y a Danna Paola, respectivamente. Pero llegamos a ‘Los Ángeles’ y descubrimos de nuevo el sentimiento de amor por otra persona, una persona que acaba eligiendo al cantar ‘The Killers’, aunque las dudas por el futuro sigan presentes. 

Cuántas veces me despedí 

Por miedo a apostar me vuelvo a mentir 

Cuándo voy a entender 

Que tú eres para mí 

Y yo soy para ti 

En ‘24 Rosas’, el pasado vuelve a llamar a la puerta —o al teléfono—, pero como dice la expresión, pasado pisado. Y con una referencia a esas rosas venenosas de las que hablaba en ‘11 Razones’, damos paso a la última canción de Alpha.

‘Luna’ pone punto y final a una historia en la que el amor bonito, sano y sincero está más presente que nunca. “Tantos años que costó estar juntos. Cada uno en su lado del mundo. Solo en sueños te besaba. Porque nunca lo aceptaba”. Aitana cuenta en los versos de esta canción todo lo que ha tenido que pasar hasta poder escribir un nuevo capítulo de su vida con la persona que ahora vive en su corazón. 

 

Imagen destacada: Imagen promocional de Alpha.

[ad_2]

Source link